0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Google+ 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Cuatro pasos para preparar la maleta perfecta

Prepara tu maleta con lo justo e imprescindible.

Prepara tu maleta con lo justo e imprescindible.

¿Cuántas veces te has ido de viaje llevándote ropa innecesaria? Seguro que alguna vez has llegado al destino y se te ha olvidado parte del equipaje encima de la cama.

¿Cansado de no pegar ojo la noche anterior pensando si lo tienes todo preparado?

¿El trabajo no te deja tiempo para pensar qué ropa llevar en la maleta? ¿Te agobia decidir qué ropa llevarte?
En este artículo te solucionaré el problema con cuatro sencillos pasos: a partir de ahora tardarás muy poco en preparar la maleta perfecta y nunca se te olvidará nada.

El primer paso ya lo tienes casi hecho: sabes el destino y la fecha del viaje. Tan solo falta que tengas bien claro qué tipo de actividad vas a realizar.

También tendrás que estar muy pendiente del tiempo que va a hacer. Ya sabes que hay países cuyo clima apenas varía, y sin embargo hay otros en los que el tiempo es completamente imprevisible.

Por tanto, en el segundo paso harás una lista con lo siguiente:

– Las actividades que vas a realizar en cada momento.

– La ropa específica para las actividades de ocio.

– La ropa específica para las reuniones de trabajo.

– Sitios especiales a los que vas a acudir: museos, restaurantes, etc.

Después de saber qué vas a hacer en cada momento y la ropa que necesitas, en el tercer paso ve poniendo la ropa encima de la cama en el orden en que te la pondrás en el destino (en ese momento te convertirás en tu propio estilita). Así te resultará más fácil repasar la maleta una vez que hayas terminado.

Una vez que hayas puesto toda la ropa encima de la cama, busca una maleta adecuada y proporcionada para la ropa que necesitas llevar contigo. Hoy en día hay mucha variedad de tamaños y materiales.

Cuarto paso: ¡A organizar la maleta! Primero debes colocar las prendas pesadas y resistentes (abrigos o pantalones); a continuación, pon encima el resto de prendas (camisetas, camisas…).

Acuérdate de poner en primer lugar la ropa que menos se arrugue: de esa manera quedará arriba la ropa más delicada y evitarás que se arrugue.

La ropa interior y la bolsa de aseo pueden colocarse en algún departamento (tipo bolsillo) que tenga la maleta. Si tu maleta no dispone de departamentos adicionales, coloca la bolsa de aseo pegada a un lateral y a continuación la ropa interior, siempre de manera uniforme.

Para los trajes, utiliza fundas específicas. Te ayudarán a que no se arruguen y, además, puedes aprovecharlas colocando también en ellas el resto de camisas. De esa manera evitarás que también se arruguen en la maleta.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Google+ 0 Pin It Share 0 0 Flares ×